Testimonios de clases

“Nunca antes había hecho yoga, y la primera vez fue durante el embarazo con Uma en La Mamavaca.”

yoga durante el diaFue una experiencia tan buena que recomiendo a mis amigas embarazadas, dado que para mí fue uno de los mejores momentos durante esta etapa, por como tenía conexión emocional con mi bebé en plena formación, cantándole y hablándole y él respondiéndome a los estímulos con sus “pataditas” durante la clase. También era un momento para mí, por el hecho de tener un espacio para estirar mis músculos y tensiones, salía de cada clase renovada y con energía para continuar el día, además de salir relajada después de un momento de descanso físico y emocional.

El día del parto puse en práctica los ejercicios de respiración y de esa forma pude sobrellevar el dolor de las contracciones, algo muy importante para poder disfrutar de la llegada de mi bebé.

En conclusión puedo decir que las clases eran enriquecedoras en todo sentido y sobre todo por como las llevaba Uma quien es una persona dadora de energía y amor.

Muchas gracias por todo Uma.”

Patricia

_______________________________________________________________________________

“Empecé con el yoga con embarazadas como actividad física suave. Pero lo que encontré fue mucho más.”

yoga y ciencia“Empecé con el yoga con embarazadas como actividad física suave que me ayudara a moverme sobre todo en la etapa final del embarazo, levantarme o moverme era muy difícil, y pensé que me sería beneficioso. Pero lo que encontré fue mucho más. Gracias a las clases entré en conexión con mi bebé, empecé a ser consciente que había una personita independiente dentro de mí con sus propias emociones, el bebé reaccionaba a la meditación y a los mantras, notaba como le gustaba y se relajaba, era como si me dijera mama me gusta, se movía diferente de un modo suave y relajado. Y algo que fue aún mayor fueron las sesiones de yoga en pareja. Fueron una explosión de emociones que me resulta imposible describir, nos unió a los tres como no lo habíamos estado hasta el momento, a los hombres les puede resultar más difícil entrar en contacto con el bebé y gracias a las clases lo hizo de un modo muy intenso y profundo.”

Gisela.

________________________________________________________________________________

“Yo quería llegar a todo, en mi trabajo, ser puntual, coger trenes, volverme loca en general …. con una paciencia tremenda y perseverancia, supo ayudarme y me enseñó a relajarme.”

Desapego“De mi propia experiencia personal, en las clases de yoga pre-parto con Uma y una servidora como futura madre primeriza (hormonas al poder, nervios, ir como una moto, no llegar a nada, desesperarme….), sólo puedo sacar conclusiones positivas 🙂

Desde el primer día de clase, Uma me ayudó a relajarme, yo quería llegar a todo, en mi trabajo, ser puntual, coger trenes, volverme loca en general, en fin…digamos que en esos primeros momentos yo era una bomba de relojería y mi Uma, con una paciencia tremenda y perseverancia, supo ayudarme y me enseñó a relajarme como debía para estar bien yo, disfrutar del embarazo y que, lógicamente, mi pequeño también estuviera tranquilo.

Han pasado ya unos meses, ha nacido mi bebé, pero siempre guardaré un hermoso recuerdo de esas clases, esas charlas con ella, algún que otro whatsapp nervioso que le mandaba y que ella contestaba con optimismo para ayudarme y para q me relajara en casa y, por supuesto, a día de hoy, me quedo con una gran amiga.

¡Gracias por todo, Uma! Un besazo, Alba y Eric”

Alba

________________________________________________________________________________

“La pràctica de ioga és molt positiva en tots els moments de la vida d’una persona, durant l’embaràs per suposat, també.”

La pràctica de ioga és molt positiva en tots els moments de la vida d’una persona, durant l’embaràs per suposat, també. Vaig començar a practicar ioga a les 20 setmanes de gestació, i ara que estic a punt d’arribar a les 40 setmanes m’agradaria compartir amb futures mares la meva opinió sobre ioga i embaràs.

Yoga con bebéPracticar ioga m’ha aportat molts beneficis els quals han permès una millora del meu estat físic, mental, emocional i espiritual. En conseqüència, he pogut viure l’embaràs d’una forma conscient, intensa i, sobretot feliç.

Durant el temps que he estat practicant ioga he pogut establir una major connexió amb mi mateixa i amb el nadó, reforçant així el vincle afectiu amb la meva filla. He après tècniques de relaxació i respiració, una major consciència corporal i control postural, he aconseguit una major harmonia i equilibri personal, …

A més a més, a les sessions de ioga podreu trobar un espai tranquil i acollidor, en el qual poder compartir aspectes que us interessen o us preocupen amb altres mares. Convé destacar  l’acompanyament de la professora Uma Baldrich, la qual, sempre des del respecte i el NO judici, ens escolta i ens ofereix la seva ajuda en tot moment.

Estic convençuda que tot el treball realitzat durant l’embaràs a ioga repercutirà positivament en el part, crec que si aprenem a relaxar-nos, a conèixer-nos per dins i per fora, si aconseguim establir una bona comunicació i confiança amb el/la nostre/a fill/a i amb la nostra parella, si aconseguim una major seguretat en nosaltres mateixes, podrem tenir una mirada diferent del que significa el part, amb el convenciment que tenim el poder d’afrontar-lo sense pors.

Valoro també molt positivament les sessions de ioga en parella, crec que s’haurien de fer més sovint! És important valorar, implicar i reconèixer el paper de la parella en tot el procés de l’embaràs i el part, en  aquestes sessions la relació s’enforteix ja que millora la comunicació i confiança en l’altre, reforçant així el vincle familiar: pare, mare, fill/a. Les sessions en parella són molt, molt especials.

¡Animo a totes les futures mares a practicar ioga durant l’embaràs!

Neus Méndez.

___________________________________________________________________________

“Las clases de Yoga con Uma han sido un excelente acompañamiento en una de las etapas más importantes de mi vida: el embarazo.”

Yoga para embarazadas“Las clases de Yoga con Uma han sido un excelente acompañamiento en una de las etapas más importantes de mi vida: el embarazo.
En sus clases he aprendido a respirar  y a relajarme y fue súper útil en el parto.
Los ejercicios que hacíamos en clase me sirvieron para evitar los dolores y molestias típicas del embarazo (ciática… Etc). Gracias al yoga pude disfrutar de un embarazo precioso estableciendo una conexión muy especial con mi bebé.
Además, en sus clases aprendí técnicas que he usado una vez en casa con el bebé!
También el padre pudo ser partícipe de esta experiencia en las clases mensuales de yoga en pareja. Era una experiencia preciosa poder hacer conectar al padre con el bebé!
Si me volviera a quedar embarazada no dudaría en volver a repetir la experiencia!”

María

________________________________________________________________________________

“Para mí, asistir a las clases de yoga fue encontrar un momento propio para disfrutar de manera consciente del embarazo.”

empatía con nuestros hijos“Para mí, asistir a las clases de yoga fue encontrar un momento propio para disfrutar de manera consciente del embarazo.

Por carácter y ritmo de vida, me cuesta desconectar y focalizar mi energía en una sola cosa, por eso, hasta que no fui a las clases, me costaba mucho hacerme a la idea que el embarazo era real y que en breve llegaría mi pequeña.

Físicamente me encontraba bien, así que, me costaba mucho conectar con mi cuerpo en su nuevo estado. Tus clases me ayudaron a empezar a concentrarme en la evolución que vivía. Al trabajar el cuerpo, la mente fue abriéndose a disfrutar de esos pequeños cambios de otra manera imperceptibles para mí.

Pero por encima de todo y aunque el parto no se pudo producir de la manera deseada, tus clases de yoga me ayudaron a prepararme para “disfrutar” de ese momento de la manera deseada. Poder relajarme ante el gran momento, mover el cuerpo para acompañar el proceso y concentrar la mente para relajarme, meditar a través de los mantras (que tanta vergüenza me dieron al principio) consiguieron una sensación de bienestar durante el proceso que de otra forma hubiera sido imposible. Estaba totalmente convencida que mi cuerpo estaba diseñado para ese momento y el miedo no existió. Nunca estaré suficientemente agradecida.

Pero además, durante el proceso encontré un punto de apoyo en todas aquellas dudas que se me presentaban. Encontrar a alguien que te ofrece un apoyo incondicional es algo básico y ofrecer ese espacio, además, como espacio para compartir los cambios y dudas de cada semana contigo y otras mamis en la misma situación para mí fue indispensable. No podría imaginar otro embarazo sin este espacio. Mi hija Vinyet llevará en su interior un pedacito de tí!

¡Muchas gracias!

 

Belen.